Tag Archives: Abogados

De cómo los comerciantes no sabe nada de derecho comercial

De-cómo-los-comerciantes-no-sabe-nada-de-derecho-comercial

Colombia es un país de oportunidades y es tanto así que cualquier persona puede convertirse en un comerciante ya que es una de las actividades que fácilmente se llevan a cabo, pero muchos si no es la gran mayoría de la población que recurre a esta actividad, desconocen el derecho comercial, sobre todo en Bogotá, ya que permite la reglamentación de estas actividades y sobre todo desconocen cuáles son las obligaciones que se deben tener en cuenta antes de exigir algún tipo de derecho o realizar una reclamación con respecto a este tema, así que es bueno empezar con aclaraciones acerca del termino comerciante, es decir saber cómo ve la ley la actividad y como la reglamenta.

De acuerdo al decreto  410  de 1971, del Código De Comercio en el libro titulado DE LOS COMERCIANTES  Y DE LOS ASUNTOS DE COMERCIO, en el capítulo I especifica la definición de los comerciantes y su clasificación, el artículo 10 dice que se define como comerciante a las personas que profesionalmente se ocupan en alguna de las actividades que la ley considera mercantiles.”,  es decir personas que comercialicen productos o servicios, y la calidad de comerciante es adquirida independientemente si se realiza a través de un intermediario; para las personas que no practiquen totalmente la actividad no se les considera comerciantes pero si están sujetas a las normas comerciales.

También dice que las personas que pueden ejercer la actividad son aquellas que tengan la capacidad de contratar y de obligarse, sin embargo también hay personas que están inhabilitadas para practicar la actividad son aquellos comerciantes que se declaren en quiebra y que no se hayan recuperado económicamente, funcionarios públicos de entidades oficiales o semioficiales y cualquier persona que mediante por sentencia judicial o por la ley le esté prohibido ejecutar actividades comerciales.

En el artículo 13 del mismo capítulo describe que “Para todos los efectos legales se presume que una persona ejerce el comercio en los siguientes casos:

1) Cuando se halle inscrita en el registro mercantil;

2) Cuando tenga establecimiento de comercio abierto, y

3) Cuando se anuncie al público como comerciante por cualquier medio.”

 Hasta el momento todo parece estar bien, sin embargo cabe anotar que es de tener en cuenta que si no se cumple con las leyes pueden haber fuertes sanciones con multas. Cuando una persona que sea comerciante y ocupe un cargo oficial o semioficial (que le inhabilite la actividad comercial), debe comunicarlo a la cámara de comercio a través de una copia de un  acta y a su vez, “El posesionado acreditará el cumplimiento de esta obligación, dentro de los veinte días siguientes a la posesión, ante el funcionario que le hizo el nombramiento, mediante certificado de la cámara de comercio, so pena de perder el cargo o empleo respectivo”.

Como es de esperarse, en este código se encuentra la parte de las obligaciones de los comerciantes entre las cuales está la matrícula en el registro mercantil e inscribir en este registro todos los libros, actas y documentos que la ley exija, llevar la contabilidad de todos los negocios también de acuerdo a la ley, conservar toda la correspondencia y documentos de los negocios o actividades relacionadas, “Denunciar ante el juez competente la cesación en el pago corriente de sus obligaciones mercantiles, y abstenerse de ejecutar actos de competencia desleal”.

 Es claro que para uno poderse definir comerciante se hace importante cumplir con estos deberes y tener claro cuál es la posición en la que se está incluido, ya que de esta manera si se presenta alguna irregularidad en un futuro que pueda perjudicar el buen nombre tanto de la persona como del negocio, podremos acudir a los derechos comerciales, si somos legales seguramente la ley estará de nuestro lado.

¿Cómo seleccionar un buen abogado para su empresa?

Abogados para mi empresa

Este es un tema que para muchos resulta ser algo molesto, pues cuando se piensa en abogados generalmente esta palabra está acompañada de preocupación, incertidumbre y porque no decirlo: Miedo. En Colombia por lo menos abogado es sinónimo de problemas, sin embargo no siempre debemos contratar un abogado para solucionar problemas, en muchos de los casos es mejor hacer contacto con este tipo de profesionales antes de que las calamidades y los problemas aparezcan.

Como empresarios es necesario estar siempre preparados para cualquier contratiempo legal que se pueda presentar, por tal motivo me decidí a hacer este instructivo post para seleccionar un abogado que cumpla con las expectativas de la empresa.

De este modo empecemos a ver el panorama, ¿en qué momento necesitamos una asesoría legal?. Son muchas, pero estas son las más frecuentes:

  • Cuando queremos cambiar el tipo de sociedad de nuestra empresa, es decir si queremos que nuestra empresa pase de Limitada a S.A.S o a cualquier otro tipo de sociedad. El abogado nos dará información importante para cumplir con la documentación requerida.
  • En la redacción de contratos.
  • Ninguna empresa está exenta de tener una amenaza de demanda legal, pues existen muchas personas inescrupulosas que querrán hacerse partícipe de los beneficios económicos que goza su empresa.
  • Cuando necesite hacer efectivos los cobros de cartera. Muchas empresas aprovechan la ignorancia legal de los empresarios para retrasar el pago a proveedores o simplemente para no hacer efectivo el pago. Los abogados saben muy bien cómo hacer valer sus derechos.
  • Cuando quiera registrar un productos o una marca.

La recomendación frecuente es, contrate abogados en Bogotá o en Colombia que le generen confianza, ojalá tengan algún tipo de recomendación ya sea física o virtual, pues el abogado o los abogados que contraten deben conocer bien su empresa; es aquí cuando preguntarle al abogado si ha trabajado anteriormente para ese tipo de negocio toma relevancia. Así mismo pregúntele con qué tipo de empresas ha trabajado y en qué campo se especializa.

Las referencias:

Al igual que cuando usted está buscando cualquier producto o servicio, es necesario que pida referencias. Comuníquese con los dueños de diferentes empresas, con su contador o con cualquier colaborador que sea de confianza.

Los precios:

Un abogado generalmente cobra mucho antes de radicar una factura, y es común encontrarlos de todos los precios casi siempre de acuerdo al lugar en donde laboran, la experiencia, su especialidad y obviamente según el tamaño del bufete en donde se desenvuelve. Por tal motivo es necesario que se informe sobre las formas de pago y sus tarifas.

Busque o negocio un modelo de pago que le convenga:

La empresas pequeñas generalmente hacen uso esporádico de los servicios de un abogado, por lo cual generalmente se acuerdan honorarios fijos por cada consulta, sin embargo se puede dar el caso de adquirir los servicios de un abogado constantemente, por lo cual es indispensable fijar un pago mensual.

Actualmente existen servicios de abogados prepago en donde se pueden encontrar incluso asesorías ilimitadas, haciendo uso de dicho servicio como si de un departamento más de su empresa.

Si su deseo es ahorrar dinero en la contratación de dichos servicios, la recomendación siempre será preparar con anterioridad la reunión con los abogados. Todas las investigaciones que usted pueda realizar, como las llamadas telefónicas que no requieran una acción directa del abogado, así como la organización de los documentos a revisar por el profesional, es importante que las realice usted mismo, esto hará que abogado no pierda el tiempo en esas labores.

Espero este artículo haya sido de ayuda para la evolución de su negocio. Hasta la próxima!.

Inspirado por http://www.revistapyme.com/index.php/administracion/19-legal/219-como-seleccionar-un-abogado

Abogados Corporativos ¿Son necesarios para mi empresa Bogotana?

abogados-corporativos

Los abogados corporativos son  ¿tendencia o necesidad en los negocios?, para aclarar detalladamente este punto debemos valorar cuales son las facetas que deben realizar este tipo de abogados y cuando son necesarios dentro de una empresa, también cabe destacar si son imprescindibles en cualquier tipo de negocio o solo en las grandes empresas o las que trabajen en uno u otro sector.

Evidentemente en respuesta a esta duda hay que dejar claro que los abogados corporativos son siempre imprescindibles, sobre todo si estamos hablando de una marca que quiere emprender su negocio y ultimar todos los detalles legales de su empresa, lejos de ser una tendencia es  más bien una forma de avalar que su negocio realice todo de forma legal y cumpliendo las normativas actuales, los abogados corporativos pueden la realización de los contratos laborales, las nóminas,  los arrendamientos o contratos de inmueble con los propietarios, puede hacer frente a cualquier demanda o disputa por un producto vendido o un servicio realizado, realizará todos los procesos de demanda y las gestiones hipotecarías al igual que también procederá a la cancelación en representación al cliente de todo aquello que el cliente desee dar de baja, bien sean empleados, servicios contratados, etc.

Si es empresario en Bogotá y tiene cualquier problema con la justicia, no dude en contactar con un abogado de inmediato, una persona experimentada que podrá asesorarle, informarle y representarle para favorecer en la medida de lo posible todas sus gestiones.

Los abogados corporativos  realizan los trámites de pensiones, seguridad social, bono pensional, gestionará los fondos como empresa y realizará las transacciones o conciliaciones pertinentes.

También realizará  estudios, valoración y elaboración de todos los contratos de la empresa, controlará los servicios de una sociedad, su posible disolución o los tramites de venta y liquidación de sociedades, cumplirá con todos los procedimientos en el ámbito administrativos así como la representación legal en cualquier lugar favoreciendo siempre los derechos de la empresa, los abogados corporativos en Bogotá  son sin duda un pilar absolutamente necesario dentro de una empresa incluso  a la hora de proceder ante litigios y cubrir los intereses del cliente y su derecho a apelaciones o defensas  en función del tipo de demanda o alegación que desee presentar, el abogado corporativo cubrirá todas las áreas como empresa y será el representante legal dentro y fuera de la misma otorgando siempre toda la documentación necesaria o la información legal que el cliente precise en cada momento.