El talento empresarial puede llevarlo a ser millonario.

henrry-patterson-niño-negocios

Es muy frecuente encontrarse con historias de vida de personas que de algún modo han sobresalido a pesar de la adversidad (bancarrota, soledad, discapacidad),  y que hoy en día tienen una vida plenamente hecha y sobre todo siendo lideres dentro de su entorno o mercado; sin embargo no superan a la historia de un pequeño británico que con solo 11 años de vida, se podría decir que es y será uno de los personajes influyentes en la economía europea.

Su nombre es Henry Patterson, y su popularidad es grande gracias a su espíritu emprendedor, pues sin ello no hubiese podido lograr el éxito en tan poco tiempo. Desde los 5 años este jovencito, revendía los juguetes que le regalaban y estaba muy pendiente de los precios de las cosas que le compraban sus padres, a la edad de 7 años  se le vino a la cabeza la genial idea de revender estiércol, producido por granjeros de Milton Kaynes. Henry compraba cada bolsa por 20 centimos y al revenderla cobraba 1 euro, de esta manera obtuvo ganancias de un 400%.

Después de ello, abrió una tienda virtual en la cual, revendía artículos comprados en una tienda de segunda mano, para después dar paso a una tienda virtual donde empezó vendiendo golosinas llamado Not Before Tea (No antes del té). Henry selecciono la clase de golosinas, el logo de la página y diseño un plan de negocios, todo esto ayudado por su padre Julian Patterson quien se desempeña como ejecutivo publicitario.

La idea de Not Before Tea surgió por las historias que su mamá Rebeca contaba sobre las frecuentes salidas en bicicleta para comprar dulces. Sin embargo las ideas no concluyeron ahí, pues con las ganancias obtenidas durante 2 años, reinvirtió para dar vida a una editorial en la que se publica libros para niños y lleva el mismo nombre de la tienda virtual de golosinas. Su primer libro titulado “Las aventuras de Sherb y Pip” es idea solamente de Henry, sin embargo la labor creativa es realizada por la ilustradora Becky Down, quien ha creado una serie de libro en los cuales los protagonistas son ratones, osos entre otros, logrando un éxito rotundo y facturando los 134.000 euros; en la actualidad los libro se pueden encontrar en más de 70 tiendas del reino unido gana alrededor de 5.600 euros semanales, quiere abrir su propio canal de Youtube y realizar una publicación sobre negocios.

Como todo buen gurú, Henry también da un consejo para quienes quieran ganar dinero:

“Mi consejo es comenzar vendiendo en un mercadillo desde el maletero de tu coche. Aprendes a mostrar las cosas, ponerles precio, manejar dinero y hablar con los clientes. Todas las habilidades que necesitarás después.”

Gracias a Henry y su corta historia de vida que esperamos siga teniendo éxito el resto de su carrera, podemos ver la importancia de inculcar a los niños ese espíritu emprendedor que muchos adultos ven perdido en algún momento de su vida, al igual de enseñarles el gusto por el estudio, y para los padres una lección muy grande, jamás dudar de las capacidades de los niños y hacer un acompañamiento en esas ideas que hay veces se creen que solo es un juego, pero si ponemos más atención pueden surgir valiosas ideas que como en este caso, pueden generar algo más que un mundo imaginario.

One thought on “El talento empresarial puede llevarlo a ser millonario.

  1. Pingback: Mensajero de farmacia consiguió ser dueño de 130 droguerías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *